Translate

martes, 26 de febrero de 2013

TRADUCIR ES NO DEJAR HUELLAS. EL CONCEPTO DE DISTRADUCTEMA

Opino que el mejor criterio para juzgar una traducción es el siguiente: una buena traducción es aquella que no parece una traducción. Hay también un criterio secundario que dice así: si, por la información procedente de una fuente distinta al texto traducido, sabemos que se trata de una traducción, esta es de calidad si es imposible saber cuál es el idioma de partida. Ahora bien, para que una traducción no parezca tal, para que nos sea imposible decir de qué idioma se ha traducido un texto, es necesario que en la traducción no queden huellas del idioma de partida. Denominamos a estas huellas distraductemas. Si no hay distraductemas, no hay huellas del idioma de partida, y, si no existen en el texto tales huellas, la traducción no parecerá tal, sino un texto escrito originariamente en el idioma materno del receptor. Sean los dos siguientes textos:

A) La teoría que proponemos aquí proviene de la conjunción de dos fuentes. De una parte, las investigaciones en topología y análisis diferencial, sobre el llamado problema de la estabilidad estructural: dada una «forma» geométricamente definida por el grafo de una función F(x), por ejemplo, se trata de saber si esta función es estructuralmente estable […].


B) Algunas de las primeras ideas de cómo los procesos físicos y matemáticos y los procesos de restricción afectan al crecimiento biológico fueron planteadas por Alan Turing. En estos trabajos se postuló la presencia de señales químicas y procesos fisicoquímicos, tales como la difusión, la activación y la desactivación en el crecimiento celular y organísmico. Sin embargo, hasta el descubrimiento del ADN y el consiguiente desarrollo de la biología molecular y de la bioquímica, no fue posible conocer los mecanismos implicados en la génesis y desarrollo de los seres vivos.


Ambos textos se refieren a la morfogénesis. Uno de ellos es una traducción y el otro un texto escrito originariamente en español ¿Cuál de ellos es la traducción?


La tarea, por tanto, del traductor científico no es otra que la de transmitir la información del original sin dejar huellas o remanentes del idioma de partida. Cualquiera de estas huellas obligará al lector (receptor de la traducción) a dividir la atención entre el contenido del texto y la forma del texto, lo cual irá indefectiblemente en detrimento de la compresión del contenido, ya de por sí complicado. Es el mismo fenómeno que se produce cuando escuchamos a un conferenciante tartamudo que intenta explicarnos las posibles implicaciones en biología del modelo de los autómatas autorreproducibles. El tartamudeo nos obligará a dividir nuestra atención entre la forma y el contenido de la conferencia e interferirá en el contenido, interferencia que irá en detrimento de la compresión. Toda huella dejada por el traductor actúa como una interferencia en la compresión del contenido. Por tanto el traductor habrá de borrar las huellas para que el texto-forma desaparezca y a disposición del receptor quede únicamente el texto-contenido.


Sean las tres siguientes traducciones, una del inglés, otra del ruso y otra del alemán. ¿Cuál es cuál?:


C) Todo ser vivo tiene progenitores. Tradicionalmente la capacidad de reproducirse se considera una de las características de los seres vivos. Desde hace más de cien años sabemos que las propiedades de un organismo se heredan independientemente de los progenitores. Dicho con mayor exactitud, no se heredan directamente las características, sino la información para su producción.


D) La idea de un «estado estacionario» del universo propuesta por Gold y desarrollada por Hoyle se basa en el denominado «principio cosmológico perfecto», según el cual el Universo se observa igual desde cualquier punto del espacio-tiempo.


E) De esta manera, el potencial del campo en un punto dado se puede definir como el trabajo que realizan las fuerzas del campo al mover una carga unitaria positiva desde el punto en cuestión hasta el infinito.


En definitiva, de los cinco textos que presentamos (A, B, C, D y E) sólo uno ha sido redactado originariamente en español; es decir, sólo uno no es una traducción. ¿Cuál? Con este juego de adivinanzas queremos hacer ver al lector en qué consiste una buena traducción: aquella en la que no hay huellas, ni siquiera microscópicas. Lo dicho hasta aquí vale también para la traducción literaria. Léase el siguiente poema del poeta chino Ch'u Ch'uang I traducido al español por Carlos Manzano. ¿Parece una traducción? ¿De qué idioma se ha traducido este poema al español: del chino, del inglés o del francés?





A mediodía el calor se ha vuelto insoportable.
Los pájaros han cesado de volar y se
Han posado en su rama exhaustos. Siéntate
Aquí, a la sombra de este árbol alto.
Quítate esa agobiante chaqueta de lana. Las
Escasas nubecillas que flotan en el
Cielo no son suficientes para mitigar el
Calor del sol. Voy a poner a hervir
Agua para el té y a cocer unas verduras.
Qué suerte que vivas cerca. Al
Anochecer, puedes volver a casa caminando.


Nota: En este texto hablamos del traductor. Sin embargo, somos conscientes de que en muchos casos los distraductemas no son culpa del traductor, sino de otras personas que intervienen en el proceso de edición del texto traducido. Llamamos agentes implicados en la traducción a los traductores, revisores y editores; y entendemos por editor la persona o personas que toma las decisiones definitivas sobre la traducción que finalmente se publica. Obsérvese que el término español 'editor' no significa lo mismo que el término inglés editor.










1 comentario:

Juan Manuel Martín Arias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.